5. Educación Secundaria

5. Educación Secundaria

ESCENARIO 1: Presencialidad o Semipresencialidad

 

PROPUESTAS PARA DESDOBLAR GRUPOS BAJANDO LA RATIO Y OPTIMIZANDO RECURSOS:

  1. La ratio de dichos grupos debe ser de entre 10 y 15 alumnos, siendo 15 el máximo, teniendo en cuenta que las indicaciones sanitarias y la legislación vigente ponen el máximo en 10 personas y más tratándose de espacios cerrados. 
  2. Flexibilizar el horario presencial de tal forma que no coincidan distintos ciclos de ESO y bachillerato a la vez y se pueda organizar una bajada de ratio en los espacios del propio centro.
  3. Reducción de la duración de las sesiones para poder dar cobertura a los desdobles sin tener que doblar la plantilla. 

Si hacemos los cálculos, ahora son 20 sesiones lectivas de 55 minutos, lo que supone 1100 minutos a la semana, pero si aumentamos a 24 sesiones lectivas de 45 minutos son 1080 minutos. De esta forma, tendríamos grupos de máximo 15 alumnos y el alumnado tendría 7 sesiones lectivas al día de 45 minutos cada una. Esto también permite tener dos entradas y salidas diferenciadas al centro. Esto sería una propuesta 100% presencial con sesiones reducidas de 45 minutos y la consiguiente contratación de docentes y su respectiva bajada de ratio a 15 alumnos máximo.

Sesiones SecundariaSesiones Secundaria 2
  1. Flexibilizar la agrupación horaria de las asignaturas para no exponer al docente en el mismo día a una gran cantidad de grupos diferentes.
  2. Establecer espacios seguros y adecuados para la realización de exámenes, garantizando especialmente la presencialidad en cursos como 2º de bachillerato.

 

ESCENARIO 2: Enseñanza telemática

  1. Flexibilizar la agrupación horaria de las asignaturas en el modo online ya que el trabajo autónomo del alumno aumenta en este formato. 
  2. Reforzar la figura del profesor tutor dejando más sesiones complementarias para tutoría en el escenario de semipresencialidad.
  3. Si la situación sanitaria lo requiere y nos vemos abocados a un confinamiento educativo, debemos también proponer formas alternativas de un mínimo contacto presencial, por ejemplo cada 15 días, con grupos reducidos de alumnos.
  4. El control de la asistencia online debe también ser regulado por parte de la Consejería, teniendo en cuenta los distintos escenarios familiares del alumnado.